¿Estás al tanto del increíble poder antioxidante de la Vitamina C y de todos los beneficios que puede aportarle a tu piel?

Esta vitamina es muy utilizada en cosmética ya que ayuda a retrasar el envejecimiento natural de la piel y a evitar la aparición de arrugas.

Al envejecer, el colágeno disminuye su producción, lo que hace que la piel cambie, se modifique y pierda su elasticidad natural. La vitamina C forma parte de la síntesis de colágeno, y es justamente por esto que ayuda a evitar el envejecimiento de la piel

¿Qué es el colágeno? Es algo así como “el pegamento del cuerpo”, la principal fibra de sostén de la piel. El colágeno refuerza los vasos sanguíneos que le dan a la piel su fuerza y elasticidad natural. Rellena las arrugas, otorga firmeza y unifica el tono de la piel.

Como consecuencia de la pérdida de colágeno, el tejido de soporte de la piel y la cohesión entre la dermis y la epidermis se debilita y se forman depresiones en la superficie de la piel, ¡las arrugas!

En resumen: todas, a partir de cierta edad, deberíamos incorporar algún producto con Vitamina C a nuestro ritual de belleza.

Su punto más fuerte es que en contacto con enzimas en la piel, se regenera continuamente para liberar efectos anti – edad durante todo el día.

Algo importante a saber es que, como la vitamina C es soluble al agua, nuestro cuerpo no tiene la capacidad de almacenarla. Es por esto que tenemos que tratar de incorporarla continuamente en los alimentos que ingerimos y en las cremas de tratamiento que utilizamos.

Por un lado, tomando apenas un jugo de naranja o pomelo por día, ya le estás otorgando a tu organismo una buena dosis de la vitamina C que necesita.

Y por otro lado, te recomiendo que busques en el mercado cremas que tengan este poderoso antioxidante entre sus activos. De esta forma, estarás usando productos que ayuden aestimular la producción de colágeno para reducir el aspecto de arrugas profundas y rellenar el llamado “colchón dérmico”.

Aunque no podamos hacer que las arrugas desaparezcan por completo, los cosméticos permiten frenar ciertos mecanismos y evitar otros. Como te dije, el uso regular de productos cuyos principales ingredientes sean antioxidantes y sustancias pro – colágeno, como la vitamina C es la clave.