El envejecimiento es un proceso natural. Sin embargo, existen recomendaciones, consejos y hasta pequeños cambios en la rutina diaria que pueden retrasar este proceso e incluso ayudar a conservar la salud.

A continuación te presentamos algunas ideas claras y sencillas para permanecer joven y saludable por más tiempo:

  1. Come saludablemente,  la buena nutrición es uno de los pilares más importantes para retrasar el envejecimiento y conservar la salud. No se trata sólo en comer un par de frutas al día y ya sino de conocer la diferencia entre las grasas buenas y las malas, prestar más atención a la variedad, leer las etiquetas de los productos que se adquiere en el supermercado y verificar las proporciones de los alimentos que se consume. Es decir, es necesario convertir en costumbre la correcta selección nutricional. Si, durante años, se ha tenido malos hábitos nutricionales, no será fácil cambiarlos de la noche a la mañana. Sin embargo, gradualmente se podrá mejorar la dieta hacia una más saludable.
  2. Manténte físicamente activa,  las investigaciones demuestran que mantenerse activo físicamente contribuye a retrasar el envejecimiento. Con solamente 30 minutos de ejercicio al día se puede lograr este objetivo en especial si se apega a una rutina de manera regular y si la persona escoge el ejercicio de mayor preferencia (nadar, caminar, montar bicicleta, etc.).
  3. Vigila el peso, una gran cantidad de estudios han demostrado, de forma contundente, que la obesidad puede causar problemas graves de salud y acortar la vida. Incluso 5 kg de peso extra pueden significar un riesgo innecesario, especialmente si este exceso se encuentra ubicado alrededor de la cintura. Es importante comprender que, con la edad, el metabolismo se hace más lento y no quema las calorías que solía quemar lo cual significa reducir la cantidad de alimentos que se come y ejercitarse más.
  4. Cuida los huesos, no se debe esperar llegar a la menopausia,en el caso de la mujer, para preocuparse por la osteoporosis. Es necesario comenzar a cuidar los huesos mucho antes, ya que se empieza a perder densidad ósea, al menos, una década antes de la menopausia. Una forma de conservar el sistema óseo en buen estado y de retrasar el envejecimiento consiste en consumir, a diario, suficiente calcio y vitamina D; además de dejar de fumar y hacer ejercicio todos los días. Los hombres, también, deben cuidar sus huesos aunque la osteoporosis los afecta en menor grado (1 de cada 12 hombres en comparación de 1 de cada 3 mujeres). Por ello, estas recomendaciones son válidas, también, para el sexo masculino.
  5. Limita el consumo de alcohol, aunque una o dos copas al día reducen el riesgo de enfermedades cardíacas y apoplejía, no se debe pensar que si se toma más se logra mayores beneficios.Amedida que la persona envejece, el alcohol lo puede afectar más, ya que el organismo metaboliza de forma más lenta y, además, se está más propenso a las caídas. Igualmente, consumir demasiado alcohol puede incrementar el riesgo de cáncer de mama en las mujeres.
  6. Realiza exámenes regularmente, es importante, para prevenir problemas de salud, realizarse, en forma periódica, exámenes y pruebas de laboratorio. Por ejemplo, si una persona sufre de hipertensión arterial, sólo mediante la toma de presión arterial podrá detectarlo y tendrá así la ventaja de prevenir complicaciones, como problemas cardiovasculares y renales. La detección en una etapa temprana, de cáncer o de diabetes, puede salvar la vida.
  7. Deja de fumar, para mantener la piel joven y conservar la salud, principalmente de sistema respiratorio, se debe decir no al tabaquismo. Incluso se debe evitar ser fumador pasivo, ya que, según investigaciones realizadas, las personas que están expuestas al humo de segunda mano, tienen una probabilidad 20 a 30% mayor de desarrollar cáncer pulmonar.
  8. Evita los accidentes y las caídas, es importante que las personas eviten los accidentes y caídas. Por ello, se recomienda conducir con precaución y usar el cinturón de seguridad. En casa, el riesgo de caerse es mayor al envejecer. Por esa razón, se debe retirar objetos peligrosos y ejercítese para mejorar el equilibrio.
  9. Evita el estrés, el estrés crónico puede incrementar el riesgo de enfermedades cardíacas, cáncer y problemas digestivos, y puede incluso afectar su memoria. Por ello, se debe procurar la práctica de técnicas de relajación como yoga o meditación, ya que, según estudios realizados, las personas que aprenden a manejar el estrés mejor pueden vivir más tiempo.
  10. Piensa como joven, a medida que se envejece no se debe perder la vitalidad. Para ello, se necesita participar en forma activa en la vida y romper con las rutinas. Se debe encontrar una pasión o propósito y disfrutarlo Se recomienda involucrarse en algún trabajo voluntario, iniciar un jardín o adoptar una mascota. Para mantener el cerebro joven, nada mejor que desafiar sus facultades. El aprender cosas nuevas lo estimula, al igual que jugar bridge, resolver crucigramas desafiantes o unirse a un círculo de lectura.
  11. Duerme lo suficiente, las personas que duermen poco usualmente se ven mayores. El sueño adecuado, además, está vinculado con el buen funcionamiento del sistema inmunitario y la salud cardiovascular. Por ello, el dormir lo suficiente da las personas un aspecto descansado y les brinda más salud.
  12. Conserva a tus amigos, según investigaciones realizadas, mantenerlos vínculos con la familia y los viejos y nuevos amigos contribuye a una vida más prolongada y disminuye la necesidad de visitas al médico y al hospital. Esta red social le brindará apoyo que le permitirá afrontar mejor los padecimientos físicos, el estrés y los problemas emocionales y podrá disfrutar más la vida.