Tener una piel bien limpia es indispensable para un cutis sano y para que los activos del tratamiento que pongamos a posteriori puedan realizar bien su acción.

Para tener un rostro  libre de maquillajes o cualquier impureza utilizaremos, como recordaréis, la Mousse limpiadora, imprescindible para la aplicación del Serum 360 tratamiento intensivo. Los aplicaremos mañana y noche, en todo el rostro, todos los días.

Como complemento a este tratamiento, hemos incorporado el Renovador celular concentrado. Te vendrá muy bien para acabar con esos puntos negros o micro-comedones persistentes que tanto nos preocupan así como mejorar manchas, arrugas y rejuvenecer la piel.

¿Qué es el Renovador celular concentrado?

Es un tratamiento exfoliante superficial suave formulado para potenciar la renovación celular de la epidermis, corregir las imperfecciones de la piel con tendencia acnéica e iluminarla instantáneamente.

Su sistema de Triple acción crono-activa proporciona al instante una piel luminosa, radiante y una progresiva renovación celular. Las imperfecciones cutáneas, como puntos negros, comedones, pigmentación irregular, arrugas…se corrigen día tras día, se acelera su desaparición y la piel rejuvenece.

Está formulado con un pH 4,2, este es el pH óptimo para favorecer la exfoliación suave, mejorar la función barrera de la piel y restablecer los valores de pH de una piel sana, pH 5,5.

Acción de los activos:

*Exfoliación superficial suave crono-activa para reducir imperfecciones, afina poros y alisa la textura de la piel.

*Estimular la tasa de renovación celular.

*iluminar la piel y eliminar las manchas y cicatrices.

*Incorpora ingredientes hidratantes, antiinflamatorios y calmantes.

Resultados:

La piel está renovada, lisa y luminosa. Su relieve es más regular y uniforme. Elimina las imperfecciones acnéicas y manchas de la piel y previene la obstrucción progresiva de los poros.

Ingredientes que realizan estas acciones:

Ácido Salicílico: Quratolítico, Bacteriostático, Antiinflamatorio, Afinador de poros

Ácido Glicólico: Queratolítico, Regenerador, Antiedad, Redensificante.

Ácido Aquelaito: Queratolítico, Seborregulador, Iluminador, Despigmentante, Hidratante, Mejora la elasticidad de la piel.

Aguacacteen: Antiinflamatorio, Calmante, Hidratante.

Betafin: Hidratación prolongada, Calmante.

\