Llamamos melasma a las manchas de color marrón claro que aparecen generalmente en las mujeres en la zona del bigote, las mejillas o la frente, y que se acentúan con los embarazos. No tiene más importancia que la puramente estética.

LO QUE DEBES SABER

  • Son manchas que aparecen en zonas del rostro en la mujer.
  • Suele tener una causa hormonal y es necesaria la exposición solar para producirse.
  • Puede intentar tratarse con cremas despigmentantes, el peeling químico o el láser, pero es difícil de eliminar.

¿Qué la provoca?
La melasma es provocada por un conjunto de estímulos, en primer lugar del propio sistema hormonal, ya que es más frecuente con los embarazos y al tomar anticonceptivos orales hormonales. En segundo lugar, es necesaria la exposición solar para producirlo. Es más frecuente en las mujeres de piel muy morena. Suele acentuarse en la época de sol y aclararse en invierno, pero siempre tiene tendencia a volver a formarse con una mínima exposición al sol. Por exposición al sol hay que entender no sólo las horas de playa, sino la exposición inadvertida que sufrimos al pasear por la calle, o al realizar actividades laborales o deportivas.

¿Puede eliminarse?
En primer lugar, es conveniente que cualquier mancha en la piel sea observada y diagnosticada por un dermatólogo, para evitar errores en el diagnóstico.
Eliminar o tan sólo mejorar un melasma es difícil, incluso con las técnicas dermocosméticas más avanzadas y caras. Como primera opción de tratamiento se suele recurrir a la aplicación de cremas despigmentantes, que debe prescribir siempre el dermatólogo, y a la que acompañará una protección solar alta. Si los resultados no son satisfactorios, puede recurrirse a técnicas dermocosméticas como el “peeling” químico o el láser, pero los resultados son variables y el melasma puede volver a aparecer a pesar del tratamiento si la piel se expone al sol sin protección.