Combate las ojeras

No te conformes con el corrector. Si éste es un problema para ti, ve por cremas antifatiga para el contorno de ojos con cafeína, ginseng y agentes calmantes, o que te den un efecto iluminador. Verás que, si eres constante con su aplicación, conseguirás un cambio bastante visible, incluso en los días más pesados.

Hidrátalos diariamente

Sí, esta temporada tenemos que hidratar aún más a fondo nuestra piel, en especial la de los ojos, que es más fina. Cuando hace frío, la calefacción artificial y la poca humedad en el ambiente, la hacen más propensa a sufrir resequedad e infecciones. La clave está en elegir un hidratante cremoso y aplicarlo día y noche sin falta, como parte de tu rutina.

Sé rigurosa con la limpieza

¡Desmaquilla el contorno de ojos todas las noches! Quita el rímel, las sombras y cualquier resto de corrector para obtener una piel sana y sin ojeras. Puedes usar un desmaquillante bifásico (agua y aceite), pero si no te gusta la textura intenta con un agua micelar. Está formulada a base de partículas que atraen el exceso de grasa, impurezas y maquillaje. Además, es libre de alcohol y fragancias.

Cárgalos de vitaminas

Una forma de luchar contra los cambios de clima, especialmente el frío, es implementando un aceite con vitamina C, que proteja y repare la piel. Así evitarás la descamación, la resequedad extrema y, lo más importante, mantendrás la tez con turgencia para que no se marquen las arrugas.