Previene arrugas desde ahora

Escrito por | Fecha: Nov 29, 2015 | Categoría: CUIDADOS DE LA PIEL | 0 comments

Con pequeños cambios puedes tener un seguro contra el envejecimiento prematuro o un sistema para revertir algunas características del envejecimiento. No importa tu edad tu puedes mejorar tu piel.  Todo consiste en disciplina y balance. Mientras dormimos nuestro cuerpo descansa.  La falta de sueño nos envejece mas rápido.  Los expertos recomiendan de 6 a 8 horas de sueño para las personas adultas.  Se sospecha que dormir mas de 8 horas también es negativo para la salud.  Si no duermes bien las ojeras, ojos inflamados y cansancio reflejado en el rostro son los primeros en delatarte.  Con el tiempo el efecto acumulado contribuye a líneas de expresión y arrugas. El azúcar y los alimentos que el cuerpo procesa como azucares tales como las harinas blancas maltratan la piel. Es fácil imaginarse los efectos del azúcar en el cuerpo si se piensa en los efectos del azúcar en los diabéticos como la disminución de la capacidad para cicatrizar. El azúcar tiene efectos adversos en las proteínas de la piel y contribuye (aunque esto es controversial) a condiciones como el acne. Nuestra alimentación debe ser balanceada e incluir verduras y frutas cocidas y crudas, abundante agua y tener cuidado con la sal, cafeína, alcohol y todo tipo de comidas procesadas. La piel necesita grasas pero grasas sanas con alto contenido de ácidos grados omega 3 y omega 6, estos alimentos se encuentran los pescados, aceites de nueces, linaza y otros aceites vegetales. Las fluctuaciones en el peso causan daños al rostro. Si bajas y subes de peso (mas de 15 libras) tu rostro puede perder firmeza. La flacidez facial es difícil de combatir una ves se tiene. Generalmente solo la cirugía plástica (levantamiento de rostro o face lift en ingles) da resultados dramáticos. Si la flacidez es moderada pueden usarse tratamientos clínicos menos drásticos pero lo mejor es prevenir evita fluctuaciones bruscas continuas en tu peso. Las dietas yo-yo no son buenas para el rostro....

Leer Mas

Minimiza tus arrugas

Escrito por | Fecha: Nov 26, 2015 | Categoría: TIPS DERMATOLOGICOS | 0 comments

En un momento de nuestra vida, todas tenemos la desdicha de notar que nuestro rostro empieza a lucir pequeñas marcas de expresión y arrugas. Por fortuna, existen ciertos truquitos que podemos poner en marcha para minimizar la aparición de dichas marcas. ¿Quieres conocerlos? Hidrata tu piel Una piel deshidratada puede evidenciar tus arrugas y líneas de expresión, sobre todo en los lados de la nariz y en las esquinas de la boca. Para evitar esto, antes de maquillarte aplica una capa fina de crema hidratante alrededor de tu boca y un poco de crema para el contorno de ojos en la zona donde se forman las patas de gallo. Luego, aplica la base de maquillaje. Ten cuidado con el rímel Usar rímel negro en las pestañas inferiores, puede hacer que las arrugas alrededor de los ojos se noten mucho más. La solución a esto es aplicar una máscara de color más suave y peinar las pestañas para separarlas y lograr una mirada mucho más natural y libre de arrugas. Presta atención a tu base de maquillaje Las bases más espesas tienen algunos ingredientes tales como el zinc que hacen que se sequen más rápido y en consecuencia, las arrugas se noten mucho más que antes. En lugar de usar bases de maquillaje con aceite, reemplázalas por otras más ligeras, que puedas mezclar con tu crema hidratante para lograr un mejor efecto. No elijas lápiz labial mate Elegir un lápiz labial mate puede ser un gran error si se desean disimular las líneas de expresión que se forman alrededor de la boca. Esto se debe a que los labiales mate poseen una apariencia más “seca”, que hace que las líneas de expresión sean más notorias. La solución a esto es utilizar un gloss brillante o un labial que sea semimate. El rubor puede ayudarte Si utilizas rubor, el color que elijas evidenciará las líneas de expresión y arrugas: cuanto más oscuro sea, más se notarán. Lo ideal es que utilices colores suaves y livianos tales como el melocotón o el rosado, con preferencia sin...

Leer Mas

Cuidando la piel corporal

Escrito por | Fecha: Nov 23, 2015 | Categoría: CUIDADOS DE LA PIEL | 0 comments

El motivo fundamental de la limpieza corporal es eliminar la suciedad y el sudor para mantener la piel limpia y sana y evitar el olor corporal desagradable. Las duchas y los baños también desempeñan un papel importante en nuestro bienestar general, contribuyendo a sentirnos refrescados, revigorizados y relajados. Modo de limpiar Una enorme conciencia sobre higiene en combinación con los estilos de vida activos actuales ha incrementado la frecuencia de la limpieza. La sobreexposición al agua, así como el uso de productos de limpieza agresivos puede resecar nuestra piel y debilitar su función de barrera. Las siguientes sugerencias de limpieza contribuirán a mantener la piel sana: Disminuya la duración del baño y la temperatura del agua: el agua caliente y las duchas o baños prolongados eliminan los aceites de la piel. Elija un limpiador suave sobre la piel. Séquese por medio de toques en lugar de frotar la piel para que ésta retenga alguna humedad (los productos a base de aceite son más eficaces cuando se aplican sobre  piel húmeda). Hidrate bien la piel después de limpiarla. Cómo elegir un limpiador apropiado Elije un gel limpiador corporal con las características siguientes: Suave sobre la piel sin resecarla pH correspondiente al de la piel sana Con componentes capaces de reponer lípidos. Esto no sólo compensa los lípidos perdidos, sino que asegura que se pierdan menos lípidos durante la limpieza Formulado para el tipo y los problemas específicos de su piel Probado concienzudamente y, en condiciones ideales, compatible con la piel sensible. Si la función de la barrera cutánea está deteriorada, aumenta su sensibilidad y es más propensa a sequedad, infección y reacciones alérgicas. Eucerin ofrece una gama de productos de Higiene corporal suaves aunque completos para adecuarse a todos los tipos de...

Leer Mas

Errores más comunes en el cuidado facial.

Escrito por | Fecha: Nov 18, 2015 | Categoría: TIPS DERMATOLOGICOS | 0 comments

Muchas mujeres seguimos teniendo algunas ideas equivocadas de lo que sería un correcto cuidado facial. Te contamos los errores más comunes y cómo evitarlos. 1. No limpiar correctamente el rostro antes de aplicar el tratamiento Para que una crema funcione es indispensable que la piel esté limpia. Se trata de que no exista ninguna barrera entre el tratamiento y el rostro, que pueda contaminar el producto o hacer que éste pierda eficacia, al no facilitar su absorción completa. Lo ideal sería utilizar productos específicos de limpieza e incidir en este aspecto sobre todo al final del día. Una buena limpieza facial asegura además que a la hora de maquillarnos nuestra piel se vea mucho más uniforme y saludable, y podamos utilizar productos menos cubrientes que nos den un aspecto mucho más natural. 2. Echar demasiada cantidad de producto Aplicar demasiado producto no implica que vayamos a conseguir efectos más rápidamente. Lo ideal es elegir la cantidad justa para que se absorba con facilidad, y esta cantidad dependerá del tipo de piel y de las necesidades específicas de la misma. Poner un exceso de crema sobre el rostro es, además de poco práctico, un error que aparte de ser molesto, tapona los poros y provoca brillos en la piel, normalmente debido a una superhidratación momentánea. 3. Usar el mismo producto en el contorno de ojos que en el resto del rostro La piel del contorno de los ojos no tiene nada que ver con la del resto de la cara. Esta piel es más fina y tiene más tendencia a las arrugas, por ello necesita cremas más ligeras que se absorban rápido. Otro consejo muy útil en tu rutina de belleza es aplicar las cremas comenzando por las más ligeras y acabar por las más untuosas. 4. Frotar la piel, especialmente el contorno de los ojos Al aplicar la crema, muchas personas lo hacen con excesiva presión y con movimientos demasiado bruscos. Lo ideal es realizar un suave masaje en el rostro, siempre desde dentro hacia afuera y con movimientos ascendentes, y en la zona del contorno de ojos desde fuera hacia adentro, siempre en un único sentido, y aplicando una ligera presión en el caso de que existan bolsas, para ayudar a reducirlas. Del mismo modo se recomienda aplicar los productos utilizando pequeños toques ya que frotando con cierta presión, se podrían desplazar los tejidos y a la larga perderíamos elasticidad. 5. Elegir el cuidado en base a la experiencias de otros Cada piel es distinta y tiene unas necesidades diferentes. Al elegir cremas, muchos se dejan llevar por resultados que el cosmético ha tenido sobre otras personas, pero que no tienen porqué ser iguales en uno mismo. Hoy...

Leer Mas

Las zonas del cuerpo que envejecen más rápido

Escrito por | Fecha: Nov 16, 2015 | Categoría: CUIDADOS DE LA PIEL | 0 comments

Hay partes de nuestro cuerpo que envejecen con mayor rapidez que otras y que, por lo general, son los lugares en los que podemos ver, en pequeños detalles, la manera en que evoluciona y se va dañando nuestra piel por la edad. Estas son las zonas que con mayor frecuencia podemos ver si envejece nuestro cuerpo y por lo tanto las que más tenemos que cuidar. Manos: El mayor culpable es el sol. Debes ser muy cuidadosa y usar protector solar, además de crema humectante. Inicia el cuidado de forma prematura porque una vez que aparecen manchas y signos ocasionados por la vejez, que ya más tarde son imposibles de eliminar. Rostro: Cuando contamos con una cierta edad, las arrugas llegan sin pedir permiso. El sol, los años y el poco cuidado son los culpables. Aplícate cremas hidratantes, antiedad y protector solar. En tu dieta diaria no pueden faltar las frutas y verduras, así como el tomar suficiente agua. Codos y rodillas: La resequedad es el principal problema en estas zonas. Aceites y cremas son nuestros mejores aliados. Con respecto a nuestras rodillas, ayuda una dieta sana, ejercicio y mucha agua, no sólo en el exterior, también hay que cuidar las articulaciones, que nos suenan, de repente, como reloj mal aceitado. ¿Qué debes evitar? Fumar: Si tienes la costumbre de fumar o estar cerca de una persona fumadora, aumentarán las posibilidades de que tu piel tenga más arrugas. Esto sucede porque el cigarrillo consume la vitamina C de tu cuerpo, ingrediente que mantiene la humedad de la piel. Sedentarismo: La falta de ejercicio contribuye a que el tejido más extenso del cuerpo se dañe. Si no practicas ningún deporte, las sustancias tóxicas se quedarán ahí y le pasarán la factura a tu organismo. El frío: Si vives en una ciudad fría y notas que tu piel está reseca, es por causa de las bajas temperaturas. Abrígate bien y no olvides tomar líquido durante todo el día. Estrés y sueño: Si además del estrés no duermes bien, estás perdida. Dormir de 8 a 9 horas por día es lo recomendado. Si no lo haces, el cansancio se notará en tu cara. No tomes café o bebidas gaseosas antes de ir a dormir, pues esto te mantendrá activa y no queremos eso cuando tenemos...

Leer Mas